Hapkido

¿Qué significa hapkido?

  • Hap = Armonía
  • Ki = poder
  • Do = camino o sendero
Hapkido

¿Qué es el hapkido?

El hapkido es un arte marcial coreano que también se practica a nivel internacional. Única entre las artes marciales coreanas (Taekwondo, Tang Soo Do), se caracteriza por sus técnicas dinámicas de bloqueo, lanzamiento y pateo, ya que se centra en esquivar los ataques del adversario en lugar de bloquearlos repentinamente.

El hapkido es «el anti arte marcial». Está diseñado para poder defenderse y derrotar a un agresor de diversas maneras en un enfrentamiento de combate. Con sus raíces en el Aiki-jiu-jitsu, el Hapkido incorpora puñetazos y golpes en bloqueos, lanzamientos y golpes de boxeo, lo que lo convierte en una de las artes marciales mixtas originales.

Sin embargo, a diferencia del nuevo entrenamiento de MMA, el Hapkido da al estudiante una base sólida en los diversos modos de defensa, y las tácticas de esa defensa están arraigadas en los principios del agua, el círculo y la armonía. De este modo, el alumno dispone de un marco sólido para desarrollar sus habilidades, de modo que no se vea sorprendido en situaciones defensivas reales.

Fue creado para permitir a los artistas marciales abrumar rápidamente a un oponente y hacer que el atacante sea completamente incapaz de derrotarlo. Debido a que el Hapkido permite un control completo de la confrontación física y hace hincapié en la precisión sobre la fuerza bruta, el practicante de Hapkido es capaz de identificar cualquier error cometido por el oponente y evitar causar lesiones no deseadas.

Por esta razón, tiene bastante éxito entre las fuerzas del orden y los agentes privados de estabilidad de todo el mundo.

Pero no te equivoques. El hapkido también permite al practicante utilizar una fuerza drástica, incluso mortal, cuando es absolutamente primordial, como en una lucha a vida o muerte. El énfasis principal de este arte es la defensa personal práctica.

Un arte exclusivo

Es esencial señalar que el hapkido es diferente del aikido. Aunque algunos creen que ambas artes comparten una historia común, son bastante diferentes, sobre todo en cuanto a filosofía y técnicas.

El hapkido se centra en la redirección de la fuerza, el movimiento circular y el control del adversario. A través del juego de pies y la postura correcta, los estudiantes aprenden a aprovechar su propia fuerza en lugar de la fuerza de la confrontación.

Beneficios del Hapkido

Al igual que otras formas de artes marciales, el hapkido tiene muchos beneficios físicos y psicológicos para quienes lo practican. Entre ellas se encuentran la mejora de la salud física, la mejora de la salud psicológica, la autodisciplina a través del entrenamiento, la confianza en uno mismo y el enfoque en la ética y la integridad.

En la práctica, el hapkido enseña al alumno la defensa personal. Por ello, los alumnos de hapkido se inician en el uso de la fuerza solo como último recurso, por lo que se les disuade de la violencia innecesaria.

El principio del agua

El principio del agua El agua se ha utilizado durante muchos años como metáfora para expresar conceptos filosóficos y artes marciales. El agua es un factor aparentemente sencillo, pero es uno de los pilares de nuestra vida. Un examen más detallado de sus características revela su capacidad única para adaptarse a situaciones cambiantes.

De forma independiente, el agua fluye como una corriente constante y estable, al igual que la energía del artista marcial. Cuando un peñasco se encuentra en su camino, el agua modela su flujo para que fluya alrededor, por encima o por debajo del peñasco.

Del mismo modo, el practicante de Hapkido no intenta forzar un ataque o una defensa contra la fuerza y el ánimo del atacante. En cambio, ajusta "sutilmente" su propia postura y se adapta al movimiento y al ritmo del agresor. Una vez que se adapta a la velocidad o al ángulo del ataque, su objetivo principal es armonizar con el movimiento del atacante, utilizando la energía del adversario para contraatacar.

Con un mínimo esfuerzo adicional, el defensor puede redirigir la fuerza del agresor contra él. El entrenamiento de Hapkido hace hincapié en la función de habituación y adaptación a cualquier situación. Además, si la técnica fluye con facilidad en el practicante, indica que ha hecho suyo el Hapkido.

La iniciación del agua es un criterio filosófico importante en el Hapkido. El agua acepta el objeto extraño, aunque sacrifique parte de su propio espacio. Del mismo modo, un estudiante de Hapkido aprende a compartir su tiempo y energía con otras personas dentro y fuera del análisis.

El autocuidado y el desarrollo del carácter se potencian apoyando a los demás y contribuyendo a su crecimiento y bienestar. El artista marcial tiene un fuerte deber con la sociedad en la que vive de proteger y defender a quienes lo necesitan.

reposite 1
reposite 2

Inicio del círculo

El inicio del círculo, con el círculo, como el agua, vemos una forma natural que se manifiesta de muchas maneras en el planeta que nos rodea. La iniciación del movimiento circular también es esencial para la ejecución de la técnica en Hapkido. En muchos estilos de artes marciales, la dirección del movimiento, y, por tanto, la energía, es lineal.

Aunque no hay que subestimar este tipo de movimiento, otros estilos de artes marciales como el Tai Chi Chuan, el Ba Gua Zhang y muchos otros estilos "suaves" o "internos" utilizan principalmente movimientos circulares de protección. En el Hapkido, el desplazamiento completo o semicircular se utiliza sistemáticamente al realizar lanzamientos, derribos y bloqueos de articulaciones.

El desplazamiento circular puede ser lento o rápido, elegante o contundente. Este desplazamiento, cuando se ejecuta correctamente, puede proporcionar suficiente impulso para derrotar a cualquier oponente. Combinar la fuerza de tu atacante con la tuya propia con movimientos circulares da lugar a maniobras defensivas muy eficaces.

Los 3 pasos básicos para completar la técnica cuando se utiliza la iniciación del círculo son la redirección, la absorción y la conexión.

Redirección: aunque el defensor puede bloquear instintivamente el golpe del adversario, este enfoque es ineficaz en sí mismo. Al maniobrar rápidamente hasta una posición más cómoda, puede bloquear el golpe entrante y redirigir inmediatamente la energía del oponente. Redirigir la potencia con un ligero paso lateral y un desplazamiento defensivo permite al defensor reposicionarse para un contraataque.

Absorción: una vez que el defensor está cómodamente posicionado de nuevo, está listo para absorber la energía del oponente con una maniobra eficaz de contragolpe. Al combinar la fuerza del atacante con la energía generada por su propio movimiento circular, el defensor puede completar la segunda fase de la técnica, la absorción.

Concentración: después de que el defensor haya redirigido y absorbido con éxito la potencia del atacante, puede iniciar una técnica de balanceo, lanzamiento o bloqueo conjunto para neutralizar al oponente. La síntesis de estas maniobras completa la expresión física del inicio de la ronda.

El entrenamiento intensivo revela al practicante de Hapkido la importancia del desplazamiento circular no solo en las artes marciales sino también en la vida más allá del análisis. El entrenamiento intensivo revela al practicante de Hapkido la importancia del movimiento circular no solo en las artes marciales, sino también en la vida fuera del análisis.

El principio de la armonía

El principio de la armonía El principio de la armonía es quizás el más importante de los 3 conceptos primarios del Hapkido. Este comienzo no sólo encarna el comienzo del Círculo y el comienzo del Agua, sino que también incorpora otras grandezas relevantes a estas antiguas ideas. El principio de la armonía se explica en 3 contextos antiguos, desde la práctica de las artes marciales hasta las reglas de la vida.

El comienzo de la armonía se ve por primera vez en la ejecución correcta de los movimientos circulares y acuosos. Una técnica eficaz de Hapkido requiere que el practicante mezcle movimientos circulares y acuáticos, lo que da lugar a una maniobra suave y sin esfuerzo. El comienzo de la armonía se entiende mejor repitiendo el comienzo de la técnica de la armonía.

Una vez que uno está en armonía con la técnica y su alcance, sus movimientos se vuelven suaves, secuenciales e instintivos. Cada acción tiene un propósito, es intuitiva y no requiere esfuerzo. Esta segunda manifestación del inicio de la armonía requiere que el practicante despeje su mente de todas las distracciones, alcanzando un estado de total concentración y conciencia.

La etapa más alta que se puede alcanzar en el Hapkido es la síntesis completa de los comienzos del agua, el círculo y la armonía. Esta tercera etapa de los comienzos de la armonía, cuando se completa con éxito, demuestra no sólo el poder de la atención plena sino también el valor de la conciencia del mundo. Esta etapa del Comienzo de la Armonía permite al alumno de Hapkido ir más allá del ámbito físico de las artes marciales y entrar en un estado de tranquilidad, paz y autoconciencia de la mente. En el combate, el atacante es neutralizado no sólo por el peso de la fuerza, sino también por la energía concentrada que exhala el practicante consciente de Hapkido. El inicio de la Armonía es tanto una forma de ser como una forma de vivir.

Otras artes marciales

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.